Cómo ayudar a los niños a encontrar el botón de pause.

Inicio > SEC3 > Blog > Cómo ayudar a los niños a encontrar el botón de pause.

            ¿Cuántas veces le has dicho a un niño cálmate? Y ¿cuántas veces le has enseñado técnicas para calmarse? A menudo los adultos exigimos a los niños comportamientos y conductas que no saben cómo hacerlas, simplemente no se las ha enseñado nadie. Ellos también sienten la necesidad de parar, pierden el control de su cuerpo ante una situación donde la ira se ha apoderado de ellos o su cabeza no para de pensar ante algo que les aterra. Como simboliza Eline Snel en su libro "Tranquilos y atentos como una rana" no encuentran el botón de pause.

            Este libro nos aconseja concentrar nuestra atención en la respiración y en nuestro vientre para relajar nuestro cuerpo y nuestra mente.

"Tranquilos y atentos como una rana" es un libro de mindfulness para practicar con niños en el aula o en casa. El mindfulness nos ayuda a ser conscientes del presente, de disfrutar el momento que estás viviendo ahora mismo y no dejarte arrastrar por el ajetreo y las prisas.

Sentir, percibir y experimentar sin juzgar ni buscar justificaciones. Vivimos en un tiempo de prisas; prisa por llegar al cole, prisa por llegar al trabajo, prisa por comprar, prisa por conseguir ser, tener o estar. Y cómo no, prisas por conseguir calma y relax. Dejarnos llevar por esta espiral de prisas nos impide disfrutar de nuestro entorno, los momentos que vivimos con las personas que nos rodean y de lo que sentimos por falta de atención consciente.

            Entrenar nuestra concentración a través del mindfulness desarrolla habilidades como la paciencia, confianza y aceptación.

            Eline nos platea una idea que me encantó nada más leerla. Simboliza los problemas de la vida diaria con las olas del mar, unas son grandes y otras pequeñas, pero en ningún caso podemos influir en el comportamiento del mar. Sin embargo, aunque no podamos detener las olas ella nos invita a aprender surfearlas. En ocasiones vivimos situaciones que no dependen de nosotros, explicar a los niños que las cosas son así y no se pueden cambiar es difícil. Está no es una visión pasiva y fatalista de la realidad sino una técnica que nos ayuda a peques y no tan peques a ser conscientes de nuestra situación para reaccionar de forma calmada y acertada.

            En la actualidad los chicos y chicas acaban la educación primaria entre los 11 y 12 años, empezando una nueva etapa educativa que conlleva grandes cambios relacionales y emocionales. Muchos chicos deberán cambiar de colegio,  con el gran reto que eso supone; nuevos amigos, nuevos profesores, nuevas dinámicas de clase... Para muchos esta situación puede ser un problema provocándoles estrés y ansiedad. SEC3 Educar y Formar comprende las angustias que viven los chicos y chicas frente a esta nueva etapa, pues en muchas ocasiones tienen la maleta llena de conocimientos teóricos en lengua castellana, inglés, matemáticas, etc. pero ¿tienen la maleta llena de estrategías, habilidades sociales y emocionales para enfrentarse a las nuevas situaciones y posibles conflictos que se plantearán en la nueva etapa educativa (E.S.O)?. Para dar respuesta a esta necesidad creamos "Preparando la maleta para la ESO", proyecto dirigido a los chicos y chicas de sexto de primaria con el objetivo de facilitarles las herramientas y estrategias necesarias para poder afrontar los posibles conflictos a los que se enfrentarán en su nueva etapa educativa (E.S.O).

            En este artículo, os planteamos algunas recomendaciones que pueden ser muy útiles para ayudarles a comprender que la situación en sí no es tan complicada, sino su propia reacción ante ella es la que la hace más complicada.

            Son tres pasos de atención plena muy sencillos que debemos introducir en nuestra rutina diaria que nos ayudaran a no tomar decisiones automáticamente y a meditar para actuar de forma calmada.

1) Detente.

2) Presta atención a lo que sientes frente a la situación,

3) Percibe las impresiones que los sentidos te transmiten, experimentando con ellos tus emociones.

            Para seguir estos pasos de forma adecuada debemos cultivar nuestra atención. A continuación, os presentamos dos actividades que seguro gustaran y divertirán a los niños mientras entrenan la atención  a través de los sentidos.

Acticidad 1:Presta atención. Siente, percibe y experimenta:

Paso 1: Siente tu cuerpo, prestarle atención y descubre si está relajando, tenso, calmado, agitado... examina tu cuerpo y averigua en que partes del cuerpo sientes que estas tenso o relajado.

Paso 2: Percibe las sensaciones que te transmiten tus sentidos. Cómo es el olor que percibes, presta atención a tu paladar y describe los sabores que notas, escucha los sonidos que te acompañan, observa tu entorno con mirada respetuosa mirando lo que hay alrededor sin dar explicaciones sólo describiendo lo que es tal y como es.

Paso 3: Experimenta la emoción que en este momento estás sintiendo con tus sentidos.

Actividad 2:  Entrenando nuestros sentidos

La vista es el sentido que tenemos más desarrollado y en ocasiones nos impide prestar aatención de forma respetuosa con los otros sentidos, por ese motivo te recomendamos que realices estas actividades con los ojos tapados.

Oído. Sientate con los niños en la playa, en un parque, en el bosque o en la calle. Tapales los ojos y sugiereles que presten atención a todos los sonidos que escuchan. Mientras ellos te van diciendo lo que escuchan tú lo vas apuntandolo en un papel. Después, conversar juntos sobre los sonidos que has apuntado.

Gusto. Ofrece a los niños cuatro alimentos que sean ácido, dulce, salado y agrio. Ellos estarán con los ojos cerrados y deberán describir cómo es el sabor sin juzgar si les gusta o disgusta, simplemente describiendo las sensaciones del paladas.

Olfato. Ofrecer a los niños diferentes esencias, limón, jazmín, romero, etc. Ellos estarán con los ojos cerrados y deberán describir cómo es el olor

Vista. Entrar en una habitación llena de objetos y observarla durante 3 minutos y salir de ella a otro lugar. Sentados en círculo los niños deben ir diciendo los objetos que recuerdan,  mientras son apuntados en un papel.

             Os recomiendo consultar más información sobre "Preparando la maleta para la ESO" y el libro " Tranquilos y atentos como una rana" de Snel, Eline. Kairós. Barcelona. 2013.

 

Nadia Férnandez Orellana

Co-fundadora de SEC3 Educar y Formar

Educadora Social y Docente de Servicios a la Comunidad.