Habilidades para la resolución de conflictos

Inicio > SEC3 > Blog > Habilidades para la resolución de conflictos

El conflicto forma parte de nuestra vida diaria y no es algo negativo, sino que requiere de una habilidades y estrategias para poder afrontarlo o resolverlo. Por lo que el conflicto puede llegar a ser un hecho positivo.

Galtung desarrolla el "triángulo del conflicto" según el cual, distingue tres elementos importantes en todo conflicto. Y para solucionarlo, para tratar el conflicto en su totalidad hay que abordarlo en los tres niveles: la situación (que no sean incompatibles las finalidades de todas las partes), el comportamiento (la forma de actuar, que no sea destructiva hacia los demás) y las actitudes (las partes deben de cambiar el punto de vista sobre el conflicto y los sentimientos negativos hacia la otra/s parte/s).

Aquí os planteamos unas cuestiones, que se podrían hacer a todas las partes implicadas en el conflicto, que servirían como entrenamiento tanto en conflictos individuales como grupales y contribuiría a la mejora de las relaciones y como consecuencia, de la convivencia en general.

  • ¿Qué paso?
  • ¿Cuál fue tu respuesta?
  • ¿Cuál fue el resultado?
  • ¿Cómo te sentiste?
  • ¿Crees que podías haber tenido otro tipo de respuesta?
  • ¿Cuál hubiese sido entonces el resultado?
  • ¿Cómo crees que te sentirías?
  • ¿Cómo te parece mejor para intentarlo en otra ocasión parecida?

 

La resolución  de un conflicto de forma pacífica y creativa requiere de una serie de habilidades: habilidades asertivas para la comunicación, el manejo de habilidades sociales, el control emocional. Sec3 Educar y Formar favorece estas habilidades a través del proyecto "Conviviendo en la Isla: Resolución de conflictos en el aula". Si queréis más información sobre el proyecto pincha en el enlace.

 

 

Alicia Aparicio

Trabajadora Social y docente